☼REFLEXIONES DIARIAS☼

el

Antes de adiestrar nuestra mente cambiamos con frecuencia según las circunstancias externas en las que nos encontramos… Cuando las cosas nos van bien nos ponemos contentos, pero cuando nos van mal nos deprimimos… Hay muchas situaciones a las que no sabemos enfrentarnos de manera constructiva… En cambio, gracias a la meditación y a los métodos especiales para integrar la práctica del adiestramiento de la mente en la vida cotidiana, podremos permanecer felices y serenos frente a cualquier situación… Algunos meditadores han llamado al adiestramiento de la mente “la cuidad de la felicidad”…14 - 1 (35)

☼TODOS TENEMOS UN CAMINO QUE RECORRER☼

Si supiéramos callar y escuchar para así comprender, no haría falta perdonar y por lo consiguiente no habría JUICIO…Haz de tu camino un espejo de ti mismo: no te dejes influir en absoluto por la manera como los demás cuidan de sus caminos…

¡Lo esencial es lo que hace, que la vida valga la pena!30.01.14 - 1
Quiero rodearme de gente, que sepa tocar el corazón de las personas…
Gente a quien los golpes duro de la vida les enseño a crecer con toques suaves en el alma…

b641dce2-f725-4617-be0b-4534dd4915bd-originalEn nuestra cotidianidad gastamos mucha energía en cosas demasiado mundanas. Gastamos demasiada energía en nuestros enganches, defendiendo nuestro punto de vista, en mantener nuestro orgullo, Si Pudiéramos observarnos para poder dejar de resonar con estas cosas y poder soltar todo aquello que nos mantiene preocupados, estresados, podríamos ver con más claridad la realidad.
La ignorancia trae consigo una conciencia parcial de lo que 2015 - 1 (1)somos. Nos identificamos con un ego limitado que causa apegó y sufrimiento.
Mientras más nos apegamos a la idea de lo que creemos que somos, más nos alejamos de nuestra esencia.

“La vida no es lo que te ocurre es lo que eliges “

Temía estar solo, hasta que aprendí a quererme a mí mismo.
Temía fracasar, hasta que me di cuenta que únicamente fracaso si no lo intento.
Temía lo que la gente opinara de mí, hasta que me di cuenta de que de todos modos opinarían de mí.
Temía me rechazaran, hasta que entendí que debía tener fe en mí mismo.
Temía al dolor, hasta que aprendí que éste es necesario para crecer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s